Los beneficios para la salud de la cáscara de la fruta

Publicado
11/10/2013 por Luz Carmen Meraz

Consigue más músculo

Una sustancia que se encuentra en la cáscara de frutas como las manzanas, peras, ciruelas y arándanos tiene efectos benéficos en la musculatura. De acuerdo con un experimento hecho en ratones se observó que consumiendo piel de estos frutos sus músculos crecieron, se endurecieron y disminuyó la cantidad de grasa corporal, así como los niveles de colesterol, glucosa y triglicéridos en la sangre.

Defensa contra el acné

La cáscara de los limones contiene ácido cítrico, vitamina C, complejo B y antisépticos suaves para la piel grasa o con problemas de acné. La cáscara de limón actúa como un exfoliante poderoso. De hecho se trata de un producto muy utilizado en cosmetología y mascarillas naturales.

Para la digestión

La cáscara de la naranja tiene más fitonutrientes y flavonoides que la pulpa, por lo que es muy buena para la digestión gracias a sus propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar problemas intestinales como la acidez, ardor de estómago, flatulencias, diarrea y mala digestión. También es muy rica en vitaminas A y C, antioxidantes naturales que fomentan el buen funcionamiento del sistema inmunológico y combaten infecciones, resfríos y gripe.

Baja el azúcar en la sangre

De acuerdo con investigaciones de la UNAM la cáscara de tomate verde utilizada en forma de té ayuda a bajar los niveles de azúcar en la sangre. Por lo regular se utiliza solo el fruto pero la cáscara es rica en un compuesto llamado acilsacarosa, formados por el azúcar común de mesa pero esterificada con ácidos grasos, las cuales tienen propiedades hipoglucemiantes.